VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.
Mostrando entradas con la etiqueta Harry Harrison. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Harry Harrison. Mostrar todas las entradas

viernes, 7 de noviembre de 2014

La Ratas De Acero Inoxidable (Harry Harrison)


La Historia Humana nos demuestra que no todos los humanos son hombres; hay algunos que son mulas, otros que son lobos... y siempre hay algunas pocas ratas.
Cuando la puerta de la oficina se abrió repentinamente, supe que todo había terminado. Había sido un buen filón... pero se había acabado. Mientras entraba el policía, me recosté en el sillón y esbocé una alegre sonrisa. Tenía la misma expresión sombría y el mismo paso pesado que tienen todos... y la misma falta de sentido del humor. Casi podía adivinar lo que iba a decir antes de que abriese la boca.
- James Bolívar diGriz, le arresto bajo la acusación...

Los Malvados Huyen (Harry Harrison)


—Vino rosso, un mezzo.
El vino tenia un sabor acre y denso que traía reminiscencias del polvo que se levantaba de la calle sin pavimentar, allí, fuera de la diminuta taberna. Vini e Bebite, decía el cartel cintado toscamente sobre la puerta. Vino y bebidas. El vino, de la cosecha local, las bebidas. Ponzoñosos brebajes coloreados en botellas de vidrios arañados. Fuera el sol brillaba restallante sobre las blanqueadas paredes de las casas. Birbante vació el vaso y lo llenó nuevamente con la botella de medio litro. Valiente, dijo, y el dueño, sacándole brillo a un vaso, y con el rostro sombrío sumido en una expresión de depresión constante, gruñó una respuesta que podría haber sido de asentimiento. Los tres hombres que se encorvaban sobre la pequeña mesa junto a la pared tenían la atención concentrada en el ajado mazo de cartas, extrañamente dibujadas, con las que jugaban.

Ratas Espaciales Del CCC (Harry Harrison)


Eso es, compadre, acerca un taburete, sí, ese mismo. Echa a Phrnnx en el suelo para que la duerma, hasta que se le pase. Ya sabes que los Krddls no aguantan la bebida, y mucho menos si beben flnnx, y encima fuman esa endemoniada hierba krmml. Bueno, deja que te sirva un trago de flnnx. Ay, siento haberte mojado la manga. Cuando se seque puedes rascarlo con un cuchillo. A tu salud y por que tus propulsores no te fallen cuando las hordas kpnnz te persigan.

jueves, 6 de noviembre de 2014

El Mecánico (Harry Harrison)


El viejo tenía cara de pocos amigos, lo cual significaba que alguien iba a pasar un mal rato. Dado que estábamos solos, no se necesitaba una gran dosis de inteligencia para imaginar que ese alguien sería yo. Me adelanté a hablar, por aquello de que la mejor defensa es un buen ataque.

El Capitán Honario Harpplayer (Harry Harrison)


Las manos entrelazadas detrás de la espalda, apretando los dientes con furia impotente, el Capitán Honario Harpplayer medía de arriba abajo el pequeño alcázar del Redundant, navío de guerra de la Armada de Su Majestad. A su vista y paciencia, la abatida flotilla francesa retornaba maltrecha a puerto, en jirones las velas a merced de los vientos, las vergas a remolque por el agua, boquiabiertos los cascos astillados allí donde el fuego de sus cañones hiciera estallar el frágil maderamen.

El Arbol De La Vida (Harry Harrison)


Los chicos se habían dispersado por la playa, y algunos hasta se habían atrevido a meterse en el agua, donde las grandes olas verdes rompían sobre ellos. Brillando en un cielo muy azul, el sol quemaba la arena amarilla. Una ola se deshizo en espuma y subió silenciosamente por la orilla. Las palmas del Maestro se oyeron con claridad en el soleado silencio.
—Se ha terminado el recreo. Ponte la ropa, Grosbit-9, toda. La clase va a comenzar.